Tag Archives: jam

¿Por qué participar en una jam?

Una jam es una experiencia creativa, colaborativa y divertida. Pero también actúa como generadora de nuevas oportunidades mediante la transferencia de lo aprendido y vivido a otros proyectos profesionales y/o sociales. Prueba de ello son algunas de las historias de la última GovJam que hemos conocido gracias a Adam Lawrence y recopiladas por Kai de Vancouver.

10696295_395448483944705_3297148150956072232_n

Jess asistió a la anterior Jam y durante el transcurso de la misma decidió que quería profundizar en la metodología Design Thinking. Compartió sus inquietudes al respecto con miembros de su grupo de trabajo que lo animaron a buscar su nueva pasión. Hace unas semanas fue contratada en un programa de Design Thinking en Copenhague, por lo que está muy emocionada. En su caso, participar en una jam le sirvió para descubrir una nueva pasión y hacer de ella un medio para ganarse la vida.

Kat no pudo asistir a la Jam pero si participó en los talleres previos para su preparación y organización. Todo lo aprendido y compartido en ese proceso fue decisivo para estar en un programa de Design Thinking que le ha permitido trabajar como diseñadora junior en un proyecto de salud digital local.

Shay, dinamizadora  jam y jammer en dos ocasiones, profundizó más en la temática. Esto le ha facilitado ser contratada como Diseñadora Digital, puesto que le motiva y por lo que se siente muy emocionada.

Adam trabaja en iniciativas locales y, a raíz de experimentar con metodología Design Thinking, ha visto que ésta puede ser usada con personas inmigrantes de cara facilitar su inserción laboral. Este potencial se basa no sólo en las habilidades aprendidas sino también en que ayuda al empoderamiento de las personas. Esta idea ha derivado en un programa piloto, Innovando para el Empleo, subvencionado por el gobierno.

Nuevos intereses, nuevos estudios, nuevas cooperaciones, nuevos puestos de trabajo. Esto son ejemplos de todo lo que puede generar el participar en una Jam. ¿Cuál es el tuyo?

“A por mi tercera Pontejam” por Melanie Wailder.

No es fácil explicar qué es ser un jammer, no. Y, cuando quieres explicarlo, es muy probable (me ha pasado) que no te comprendan.
La expresión JAM en inglés viene de los años 30, cuando en New York un grupo de músicos, que no se conocían entre sí, se juntaban para improvisar en un local y ejecutar diversos temas.
Ese concepto se trasladó a nuestros tiempos y 3 veces al año, en diversas ciudades de todo el mundo, gente que no se conoce, con diversos gustos, y pensamientos, se reúnen para trabajar en un objetivo en común. Yo ya voy por mi tercera edición y espero que no sea la última!

Fundamentalmente es un día de pura creatividad, donde se aprende muchísimo y además (y muy importante porque se aprende más) te diviertes. En PonteJam aprendí cómo se trabaja en equipo, como cuando todas las mentes se concentran y se unen se puede lograr algo importante. Es un día en el que haces cualquier cosa, menos aburrirte.
Aprendí que las ideas pueden provocar una tormenta. Y que nunca un jammer hará el ridículo. Aunque se quite un zapato o se ponga un sombrero de flores en la cabeza.
Todos pueden ser jammer, no hay discriminación alguna. Ni por edades, ni por profesiones. No hay líderes, pues todos trabajamos a la par, aportando, colaborando. Hay un solo inconveniente, el síndrome post Jam: porque te aseguro que tu vida nunca será igual después de haber asistido a una sesión Jam.

Atte: Melanie Waidler, jammer.